Altafulla y su entorno son sinónimos de cultura e historia

La Vila Closa y El Castillo De Montserrat (1 kilómetro)

El origen del pueblo se remonta al siglo XI, época medieval, donde formaba parte del término meridional del Condado de Barcelona. El núcleo urbano antiguo ofrece, a día de hoy, una estructura muy bien cuidada, llamada la Vila Closa, que permite al visitante descubrir sensacionales calles empedradas y edificaciones con más de 300 años de antigüedad coronadas por el Castillo de Montserrat, una fortificación casi milenaria de planta triangular desde la cual se divisa todo el Baix Gaià y que forma parte de la apasionante ruta de los Castillos del Gaià. La Vila Closa fue declarada en el año 1998 conjunto arquitectónico histórico-artístico por la Generalitat de Catalunya. Se pueden hacer visitas guiadas.

Tarragona – Tarraco (10 kilómetros)

Tarragona, Tarraco. El nombre lo dice todo. Un inmenso abanico de sitios par descubrir el pretorio, el circo, el fórum, la muralla, el Pont del Diable (a las afueras) o el impresionante Anfiteatro que os trasladarán a la época romana y a la que fue su principal base de invierno de los ejércitos romanos en Hispania.

Una ciudad repleta de cultura. Ideal para visitar en el mes de mayo por el Festival Tarraco Viva, unas jornadas históricas y culturales con más de 400 actos, entre ellos la lucha de gladiadores en la arena del anfiteatro.

Tarragona es una ciudad encarada al mar que ofrece un clima suave y casi único, ideal parar disfrutar de un paseo por la Rambla Nova y Balcó del Mediterrani, degustar un aperitivo y un vermut en la Plaça de la Font, sorprenderse con una visita al campanar de la majestuosa Catedral o degustar un buen arroz en el Serrallo, el barrio marítimo de la ciudad. Recomendado para parejas, familias o amigos, Tarragona nos permite disfrutar los 365 días del año.

Vil·la romana dels Munts (500 metros)

A escasos metros del hotel, siguiendo por la Via Augusta (calle del Altafulla Mar Hotel y antigua arteria que conectaba Tarraco con Roma) podemos disfrutar de la sensacional Vil·la romana dels Munts, una antigua residencia de un alto cargo de la administración local y que está considerada como uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes de Hispánia en su categoría.

En el año 2000 fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO dentro del conjunto de restos romanos de Tarraco. Su inmejorable ubicación, en un cerro privilegiado delante del mar, hace que sea una de las visitas obligatorias de nuestro pueblo. Imprescindible disfrutar en familia de las visitas teatralizadas que se representan, donde Caius y Faustina, los antiguos huéspedes de la Vil·la romana dels Munts, os recibirán y os explicarán cómo vivían hace más de 2000 años.

La Ruta del Cister (20 kilómetros)

Creada en el año 1989, esta fantástica ruta une los 3 monasterios de la orden del Cister existentes a Cataluña: el de Vallbona de les Monges (Urgell), el de Poblet (Conca de Barberà) y el de Santes Creus (Alt Camp), este último a escasos 20km de Altafulla Mar Hotel.

Real Monasterio de Santes Creus: construido en el año 1160 y en perfecto estado de conservación, en el año 1921 fue declarado de Interés Nacional. Es el único de los 3 monasterios donde actualmente no hay vida monástica, hecho que permite explorar todos los rincones. Está considerado como una de las joyas del arte medieval catalán.

Real Monasterio de Poblet: fundado en el año 1150 es uno de los conjuntos monásticos más importantes de Europa y el más habitado a día de hoy. En el año 1991 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Disfrutar de sus visitas guiadas es uno de los grandes recuerdos inolvidables para la familia.

Monasterio de Vallbona: fundado en el siglo XII es el más pequeño de los 3 monasterios. Declarado Bien cultural de Interés Nacional, es el monasterio más femenino de la orden del Cister. Es el que está más lejos de nuestro establecimiento.

Altafulla
Altafulla
Altafulla
Altafulla
Altafulla
Altafulla